Soy organizadora profesional y me especializo en conseguir el orden que se mantiene en el tiempo y sin esfuerzo.  A tu medida, según la realidad de tu casa o de tu empresa.

Guío personalmente en el proceso de seleccionar sólo lo que necesitas, diseño el espacio para optimizarlo al máximo y creo un sistema personalizado que funciona todos los días. Para siempre.

Algunos clientes necesitan que les acompañe en el proceso de selección de su ropa, sus papeles o a desbloquear una situación de desorden general. O que les haga dos veces al año el cambio de temporada. Otros sólo necesitan ayuda puntual para mudarse, preparar una habitación para el bebé, organizar la salida de casa después de una separación, vaciar el piso de un familiar, crear un despacho para trabajar en casa. Hay empresas que me encargan una puesta a punto anual. Además, ayudo a personas con circunstancias personales y familiares difíciles a raíz de la acumulación, la compra compulsiva o el síndrome de diógenes.

Todo es solucionable porque sólo son cosas. Hay otra forma de vivir, está al alcance de tu mano y sólo hace falta que te decidas a ser más importante que tus cosas.